Introducción


INTRODUCCIÓN

- ¿Por qué hacemos lo que hacemos?

- ¿Por qué sentimos lo que sentimos?

- ¿Por qué pensamos lo que pensamos?

Y sobre todo, 


- ¿Por qué seguimos haciéndolo, sintiéndolo y pensándolo cuando conscientemente ya hemos decidido en un momento dado dejar de vivir así?. La respuesta está en el inconsciente.

El inconsciente alberga todos los programas que ejercen de fuerza impulsora, de raíl, de motivación desconocida, para ser como eres y, sobre todo, para asegurar tu supervivencia y tu adaptación al entorno.

Viviendo en el inconsciente, el plan general de tu vida aparece como predeterminado. Las líneas globales de actuación se muestran diseñadas. Parece que, de antemano, todo tuviera una direccionalidad. Es muy importante plantearse estas cuestiones. Observando nuestro comportamiento, nuestras tendencias y nuestros objetivos primordiales en la vida, estas reflexiones son una consecuencia lógica. ¿Alguien puede escaparse de su propia realidad?.

Aparentemente, el destino se presenta como la gran incógnita de la vida personal. Es indescifrable en sus últimas instancias, pero se deja entrever como resumen de las experiencias personales, que tan a menudo repetimos.

Pensar que nuestros pensamientos están preprogramados es una dura reflexión pero, ¿acaso no es así?. Trata de pensar radicalmente distinto mañana respecto de cualquier tema. Verás que ello es imposible. Podemos producir cambios diferenciales, minúsculos, pequeños giros entre decisión y decisión. Los grandes cambios están reservados sólo para los más valientes. Y aún y así, ello no significará el hecho de haber abandonado repetitivas pautas de conductas inherentes al ser humano.

He conocido personas que lo han dejado todo y se han marchado a la India a meditar meses o años, alcanzando importantes experiencias de liberación y trascendencia. Sin embargo, al volver a su vida cotidiana, los mismos problemas persistían una y otra vez. ¿No significa ello acaso que esas pautas inconscientes nos dominan desde lo más profundo?.

Si fuera tan sencillo desprogramar el inconsciente, seríamos conscientes de cómo hacerlo. El propio hecho  de vernos obligados a ir “paso a paso” (es una necesidad de seguridad por otro lado), significa que nuestro recorrido será largo, que los procesos habrán de repetirse una y otra vez para avanzar en la desprogramación. Significa que ser libres es una tarea más ardua de lo que parece a simple vista. Significa que muchos, la gran mayoría de nuestros condicionamientos, permanecen invisibles a nuestra conciencia ordinaria.

................

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por incluir tu comentario. Será atendido a la mayor brevedad posible. Compartiendo, todos ganamos. Mensajes privados al email: joshua.descodificador@gmail.com ó eva.dbo@gmail.com